Moniciones Domingo I de Adviento 27 de noviembre de 2011

Posted on 23 noviembre, 2011

0


Moniciones Domingo I de Adviento 27 de noviembre de 2011

Moniciones

BENDICIÓN DE LA CORONA DE ADVIENTO

MONICIÓN

Hermanos ¡Llama el Señor! ¡Nos llama, el Señor, en medio del desierto! A recuperar la alegría de la fe. Viene a nuestro encuentro, en cada circunstancia, para llenarnos de valor y de entereza, de audacia y de esperanza. ¿Seremos capaces de levantar las antenas de nuestra existencia para dejarnos guiar y llevar por El? ¡Vino, viene y vendrá el Señor! Para infundirnos ánimo y sacarnos de tantas fosas en las que nos hemos metido. ¡Necesitamos salvación! ¡Necesitamos a Jesucristo! ¡Bienvenido sea el adviento, tiempo de esperanza y días que nos adentran en los caminos de Dios! Vamos a bendecir la Corona de Adviento. Su color verde nos habla de la esperanza, de la vida que hemos de tener todos los creyentes que anhelamos la llegada del Salvador. Las lámparas, que en cada domingo iremos encendiendo, simbolizan la luz de Cristo que viene a nuestro encuentro y que se imponen sobre la oscuridad del mundo.

PRIMER DOMINGO (BENDICIÓN)

La tierra, Señor, se alegra estos días y tu Iglesia desborda

de gozo

ante tu Hijo, el Señor, que se avecina como luz

esplendorosa,

para iluminar a los que yacemos en las tinieblas de la

ignorancia,

del dolor, apatío y del pecado.

Lleno de esperanza en su venida, tu pueblo ha preparado esta

corona

con ramos y la ha adornado con cirios.

Ahora, pues, que comenzamos el tiempo de preparación para la

venida de tu Hijo,

te pedimos, Señor, que mientras se acrecienta cada día

el esplendor de esta corona con nuevas luces,

nos ilumines a nosotros con el esplendor de aquel que, por ser

la luz del mundo,

iluminará todas las oscuridades.

–Él que vive y reina por los siglos de los siglos.

R. Amén.

(Se acerca una persona y enciende el primer cirio)

Canto: ¡Ven, ven Señor no tardes! (U otro canto apropiado)

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos a esta Eucaristía. Con el acto de encender esta primera vela iniciamos el Tiempo de Adviento y con ello el nuevo año Litúrgico, dentro del Ciclo B. ¡Qué la luz de Cristo nos ilumine a todos! Y en este tiempo en el que todos instalamos alarmas para defender nuestras propiedades, la Palabra de Dios nos dice: “vigilad, no os durmáis, estad en vela”. Y es que mientras custodiamos las cosas materiales, descuidamos las riquezas verdaderas de nuestra vida y en lugar de liberarnos nos sentimos esclavizados.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- En la primera lectura, del profeta Isaías, se anuncia una gran novedad al pueblo judío, ya cinco siglos antes del nacimiento de Cristo. La paternidad de Abrahán no es la única ni, por supuesto, la más importante: el profeta anuncia la paternidad de Dios para todos los hombres. Y es algo revolucionario porque el pueblo judío, apartado de la cercanía del Padre, veía a Dios como alguien poderoso, justiciero y por tanto lejano. Isaías les ofrece una información muy notable que sería completada con creces por Jesús de Nazaret. Escuchemos con atención.

2.- Pablo de Tarso, en su segunda carta a los Corintios –que es nuestra lectura segunda de hoy—nos dice claramente que la esperanza no es una cuestión de nuestra exclusiva cosecha: nos ha sido mostrada por Jesús y es su Vida, Muerte y Resurrección las que nos muestran el camino. Vivimos en Él y con Él, y de ahí nace y crece nuestra esperanza. Dispongámonos a escuchar

3.- El evangelio de hoy tiene continuidad con el que leíamos el domingo pasado en la Solemnidad de Cristo Rey. Es la espera vigilante. No sabemos el momento que va a llegar el Señor, pero sabemos que va a llegar. No es una promesa sin contenido. Y esa espera es la que nos da ánimos para seguir y para ocuparnos de nuestros trabajos y obligaciones cotidianas. No viene el Señor para darnos todo hecho. Viene a pedirnos a colaborar con Él para que todos nos salvemos y seamos felices. De pie para escuchar la proclamación del Santo Evangelio

 

 

I Domingo de Adviento
27 de noviembre de 2011

La oración de los fieles

CELEBRANTE

Señor sabemos que nada podemos si nos ocultas tu rostro, que somos arcilla y tienes que estar continuamente rehaciendo nuestro ser. Nuestra plegaria es que no permitas que nos separemos de Ti: Repetimos:

SEÑOR, NO ABANDONES LA OBRA DE TUS MANOS.

1. – Señor, te pedimos por tu Iglesia verdadera obra de tus manos, cuerpo de Cristo que es su cabeza, para que tras tantos avatares, permanezca fiel a T yi crezca el número de los que la integran.

OREMOS AL SEÑOR

MONITOR

2. – Por los hombres del mundo entero aquellos que hiciste a tu imagen y semejanza, para que volviendo su rostro a Aquel que viene de lo alto encuentren en su Luz y su Palabra, el consuelo y la esperanza de un futuro mejor.

OREMOS AL SEÑOR

3. – Señor, te pedimos especialmente por aquellos que se han alejado de tu presencia, haz que en este tiempo de espera encuentren un nuevo amanecer en su vida a la única luz que salva.

OREMOS AL SEÑOR

4. – Señor, te pedimos por los pobres, los enfermos, los necesitados, todos aquellos a los que viniste a atender de forma más especial, para que encuentren en ti fuerzas para continuar con su cruz y haz que pronto llegue para ellos el fin de estos malos momentos.

OREMOS AL SEÑOR

5.- Por todos los hogares cristianos, para que se aproveche este tiempo de preparación y se avive el fuego del amor entre los esposos, entre padres e hijos, entre los hermanos…

OREMOS AL SEÑOR

6.- Para que la Obra Por Cristo….Mas, Mas, Mas continúe alentando a tantos hijos tuyos, alrededor del mundo, mediante el anuncio de tu palabra,  en este nuevo año litúrgico que iniciamos hoy.

OREMOS AL SEÑOR

7. – Por todos nosotros que comenzamos este camino de conversión a la luz que llega, para que vivamos siempre en ese constante espíritu de conversión.

OREMOS AL SEÑOR

CELEBRANTE

Padre Eterno, sin ti el hombre no es más que paja para echar en el fuego, te pedimos que tu Espíritu nos vivifique en estos días de preparación al nacimiento de tu Hijo.

Te lo pedimos por Él que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Cristo…Mas, Mas, Mas, Ministerio Católico para la Difusión de la Palabra de Dios por Internet

http://porcristomasmasmas.wordpress.com; http://xcmasmasmas.over-blog.com; http://xcmasmasmas.obolog.com; http://fadedios.blogspot.com .Cel. 809-297-1425; Tel. 809-287-6615. D.N., Santo Domingo, República Dominicana. Zona Horaria  -4:00

About these ads
Posted in: Liturgia