Moniciones XXXII Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo A. 6 de noviembre de 2011

Posted on 2 noviembre, 2011

0


Moniciones XXXII Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo A. 6 de noviembre de 2011

Moniciones

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos a la Eucaristía. Hoy parece que en los textos que vamos a escuchar se enfrentan los conceptos. Por una lado, la sabiduría. Por otro, la necedad. Pero no es así. La primera lectura nos ofrece unos de los textos más bellos del Antiguo Testamento donde se describe la sabiduría que es un don divino. Luego, en el Evangelio de Mateo se nos relata la parábola de las muchachas sensatas y necias. Es un relato finalista: de salvación… o de que quedarse fuera de ella. La sabiduría nos marca el camino de salvación. Y es que –hoy, aquí y ahora—en el evangelio de San Mateo se vislumbra el final, la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Y, en realidad, eso ocurre. Estamos casi al final del Año Litúrgico, dentro del Ciclo A. En dos domingos más llegaremos al principio del Adviento. Y, en efecto, el 27 de noviembre celebraremos el I Domingo de Adviento que abre un nuevo Año Litúrgico y un nuevo Ciclo, el B. Esperamos, pues, los tiempos nuevos que están a punto de llegar. De pie para recibir al Celebrante y sus acompañantes, cantando.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- Vamos a escuchar uno de los textos más bellos del antiguo testamento: un fragmento del capítulo sexto del Libro de la Sabiduría. Y hay una invitación a la prudencia que hemos de tener muy en cuenta. Por eso, en este mundo donde imperan las prisas, hoy nos invita a detenernos, a descansar, a calmarnos y sobre todo a estar vigilantes. El Evangelio va a hacer lo mismo: ya que Jesús es la encarnación de la sabiduría divina. Escuchemos con atención

2.- En la segunda lectura, sacada de la Carta a los Tesalonicenses, San Pablo va refiriéndose al final de los tiempos. En estos últimos domingos del año litúrgico, el Apóstol nos muestra ese camino de salvación en el que, también, la esperanza y la prudencia son factores importantes. Escuchemos

3.- El evangelio de hoy nos invita a revisar dos características esenciales en la vida de un creyente: la prudencia y la esperanza. Teniendo en cuenta que la manera de actuar de Dios no es nuestra manera y su tiempo no es nuestro tiempo. San Mateo nos presenta ya a un Jesús de Nazaret en la cercanía de la Pasión. Y quiere instruir a sus discípulos en esa línea de prudencia y esperanza. La imagen de las vírgenes necias es muy inquietante, pero hemos de tenerlo en cuenta. La salvación tiene su precio y mucho esfuerzo, aunque la inestimable ayuda de Jesús nos facilite ese camino de manera fundamental. Pero hemos de trabajar, ya que si no, corremos el riesgo de irnos vaciando por dentro cada vez más, creyendo que ya habrá alguien que llene nuestras carencias. No nos damos cuenta que hay valores que no se pueden transferir, que cada uno es responsable de su vida ya que lo importante es no suplantar al otro sino ayudarle a encontrar su propio camino. Nos ponemos de pie, para escuchar la proclamación del Santo Evangelio.

 

XXXII Domingo del Tiempo Ordinario
6 de noviembre de 2011

La oración de los fieles

CELEBRANTE

Te pedimos, Dios Padre, las cosas que sólo Tú puedes darnos. Con la confianza de que acoges siempre a los más pobres y sencillos. Y respondemos:

DANOS TU SABIDURÍA, SEÑOR.

1.- Por la Iglesia, que nos invita a participar del Banquete eucarístico, para que nos ayude a vivir el camino del amor que nos mostró Jesús.

OREMOS AL SEÑOR

MONITOR

2. – Por el Papa, los obispos, sacerdotes, religiosos y diáconos… para que no se cansen de ser servidores de todos, en especial de los más necesitados.

OREMOS AL SEÑOR

3.- Por todos los pueblos que viven inmersos en la guerra, para que dejen las armas y vuelva la paz y la armonía, para que el terrorismo cese en todo el mundo. Y para que la violencia cese en nuestros países.

OREMOS AL SEÑOR

4.- Por los pobres, los abandonados, los que no tienen lo necesario para vivir con dignidad, que encuentren en nosotros acogida y ayuda.

OREMOS AL SEÑOR

5. – Por todas las familias, para que con su ejemplo, eduquen a sus hijos en los valores que el hombre necesita para convivir con amor y dignidad.

OREMOS AL SEÑOR

6. – Por los jóvenes –y los viejos– que descuidan la religión y el encuentro con Jesús, para que se den cuenta que la verdadera felicidad viene de Cristo.

OREMOS AL SEÑOR

7.- Por las intenciones recibidas en la Obra Por Cristo….Mas, Mas, Mas y para que esta continúe  siendo faro de sabiduría, para todo el mundo.

OREMOS AL SEÑOR

8. – Por todos los que estamos celebrando esta Eucaristía, para que seamos capaces de vivir los valores del Evangelio, donde nos encontremos, cada uno en nuestro ambiente

OREMOS AL SEÑOR

CELEBRANTE

En tus manos ponemos estas peticiones, Padre, y todas aquellas que guarda el corazón de cada uno, con la confianza de que tú ya las has acogido.

Por nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

 

 

Por Cristo…Mas, Mas, Mas, Ministerio Católico para la Difusión de la Palabra de Dios por Internet

http://porcristomasmasmas.wordpress.com; http://xcmasmasmas.over-blog.com; http://xcmasmasmas.obolog.com; http://fadedios.blogspot.com .Cel. 809-297-1425; Tel. 809-287-6615. D.N., Santo Domingo, República Dominicana. Zona Horaria  -4:00

Posted in: Liturgia