Moniciones y Oraciónes de los Fieles. V Domingo del Tiempo Ordinario 
5 de febrero de 2012

Posted on 2 febrero, 2012

1


 

Moniciones y Oraciónes de los Fieles. V Domingo del Tiempo Ordinario 
5 de febrero de 2012

Moniciones

MONICIÓN DE ENTRADA

Reciban la más cordial bienvenida al inicio de nuestra Eucaristía en el Domingo Quinto del Tiempo Ordinario. Hoy, según el Evangelio de San Marcos vamos a ver como Jesús devuelve la salud, destruye el sufrimiento y no solo a unos pocos. Son muchedumbre. Esa capacidad de Jesús para curar le convierte en salvador de la enfermedad y, por ello, nadie voluntariamente debe desear la enfermedad. Pero sí debe esperar la curación. Jesús no curaba para demostrar su poder y convencer a la gente de su condición de Mesías, ni como argumento de peso para predicar la venida del Reino de Dios. Lo hacía por amor. Luchaba contra el sufrimiento. Luego, Él se encontró con un sufrimiento terrible: el martirio de la Cruz. Ahí estamos con Él. Pero no buscamos el dolor. No queremos el dolor fuera de Él o sin Él. Y es un tema interesante para meditar durante las horas tranquilas de este domingo. Nos ponemos de pie para recibir al Celebrante, con la alegría de un canto.

MONICIONES SOBR E LAS LECTURAS

1.- El relato de Job, que escucharemos en la primera lectura, parece pesimista. Sin embargo puede ser la realidad de muchos. Hemos de tenerlo en cuenta, la enseñanza de Job es que se sincera con Dios aún en los momentos difíciles. Será una buena enseñanza para nosotros, hoy. Acudir a Dios en todo momento y en toda ocasión. Escuchemos

2.- San Pablo en la Primera Carta a los Corintios, que es nuestra segunda lectura dice que es una necesidad ineludible para él predicar. ¿Y para quién no? La transmisión de la palabra de Dios no es una exclusiva de los curas, ni siquiera de los seglares comprometidos. Es labor de todos. Hemos de llevar el conocimiento de Cristo a nuestras casas, a nuestro trabajo e, incluso, al campo de fútbol o a la peluquería. No es broma, esto último. Todos tenemos el deber de dar a conocer la realidad de Cristo a quien no la sabe. Escuchemos.

 

3.- San Marcos nos va a explicar, en el Evangelio, con la sencillez y profundidad de un pintor impresionista, como es una jornada de sábado de los primeros tiempos de la vida pública de Jesús. Come en casa de Pedro, tras la oración en la sinagoga. Quita la fiebre a la suegra del Apóstol. Luego se dedica, como todos sus días en la Tierra, a hacer el bien y a curar a los enfermos. A la jornada siguiente, muy de mañana, irá a hablar con su Padre. Y luego marchará a otros lugares a seguir haciendo el bien. Ese es su estilo. Nosotros no deberíamos olvidar nunca esa cotidianidad de Jesús dedicada a los hermanos. ¿Y nosotros?. De pie para escuchar la proclamación del Santo Evangelio.

Oración de los Fieles. V Domingo del Tiempo Ordinario 
5 de febrero de 2012

CELEBRANTE

En el camino de esta vida, nuestras fuerzas desfallecen, las heridas aparecen y necesitamos al único capaz de atender todas nuestras necesidades. Al padre elevamos nuestras oraciones repitiendo:

PADRE, SANA LOS CORAZONES DESTROZADOS.

1. – Padre, te pedimos por la Iglesia, cuerpo de tu Hijo para que sanes los pecados de todos los que la componemos y que oscurecen su Luz, y de esa manera resplandezca la Luz de Cristo.

OREMOS AL SEÑOR

MONITOR

2. –Padre, te pedimos por el mundo, lleno de injusticias y egoísmo para que sanando las heridas de los corazones, nos llenemos de tu amor y así florezca con fuerza el Reino de tu Hijo.

OREMO AL SEÑOR

3. – Padre, te pedimos por los pobres, los enfermos, los que sufren sin trabajo, para que el consuelo de tu Amor llegue a sus corazones y encuentren junto a Ti, la solución a sus problemas.

OREMOS AL SEÑOR

4. – Padre, te pedimos, por todos los que sufren la violencia en el hogar, en el trabajo, en sus países para que cese el maltrato y vivan con alegría la dicha de ser hijos de Dios.

OREMOS AL SEÑOR

5.- Por todos los cristianos para que Dios sane nuestros corazones y así lleguemos a la unidad para formar todos una Iglesia acorde al Evangelio.

OREMOS AL SEÑOR

6. – Por las intenciones recibidas en la Obra Por Cristo…Mas, Mas, Mas, para que el Señor sane todas las heridas y enfermedades de los hermanos que se han acercado a la Obra.

7. – Por todos nosotros para que sepamos llevar siempre una palabra de consuelo a todos los que sufren.

OREMOS AL SEÑOR

CELEBRANTE

Padre, tu mejor que nadie sabes de las necesidades de tu pueblo, atiende don generosidad todas nuestras plegarias y acompáñanos siempre en nuestro caminar.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén

Posted in: Liturgia