Moniciones y Oración de los Fieles: Domingo de Cuaresma 
26 de febrero de 2012

Posted on 23 febrero, 2012

0


Moniciones y Oración de los Fieles: Domingo de Cuaresma 
26 de febrero de 2012

Moniciones

MONICIÓN DE ENTRADA

Sean todos bienvenidos a la Eucaristía del Primer Domingo de Cuaresma. Vamos a recorrer juntos el tiempo fuerte que ya iniciamos el pasado miércoles con la imposición de la Ceniza. Hoy, Marcos con su habitual concisión y brevedad nos va mostrar el episodio de las tentaciones de Jesús en el desierto. Él, Dios verdadero y Hombre completo también fue tentado como lo somos nosotros, todos los días y a todas las horas. Decirles que la Palabra de Dios nos muestra –hoy y siempre—su fuerza para hablarnos de reconciliación, de paz, de amor. La cuaresma es tiempo de conversión, de vuelta a Dios, de mayor amor a los hermanos… y es lo que nos vamos a vivir durante las próximas semanas. Nos ponemos de pie para recibir al Celebrante y sus acompañantes.

MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.-Tras el diluvio, Dios pacta con Noé que no habrá otro diluvio y que la destrucción nunca mas alcanzará a la Tierra. Este episodio del Libro del Génesis que vamos a escuchar hoy es una parte más del plan universal de Dios para la salvación del género humano, lo cual llegará de forma plena con la encarnación de Jesús como hombre verdadero y Dios presente entre nosotros. Escuchemos.

2.- El apóstol Pedro, en su Primera Carta –que es nuestra segunda lectura de hoy—hace referencia, también, al pacto de Dios Padre con Noé y ve en las aguas purificadoras del diluvio un anticipo liberador del agua del bautismo. Todo ello es muestra de la misericordia y paciencia de Dios con sus criaturas y de la acción salvadora definitiva de Jesús Nazaret que, con su muerte, nos salvó a todos. Escuchemos

3.- Si hay algo común a todo hombre y en toda mujer es la tentación. Y sin embargo nos cuesta mucho aceptarlo. Todavía no nos damos cuenta que en las pruebas de la vida Dios está a nuestro lado. Él ha hecho con nosotros un compromiso, una Alianza, y Dios no puede fallar jamás. Por eso nos envía su Espíritu para que nos sostenga contra el poder del mal. Ese mismo Espíritu que ya habita dentro de nosotros desde el día de nuestro bautismo. San Marcos nos habla hoy en el Evangelio de todo eso. De las tentaciones de Jesús que son como las nuestras y de que el Espíritu le asistía, como a nosotros si le invocamos con fe. De pie para escuchar la proclamación del Santo Evangelio.

I Domingo de Cuaresma 
26 de febrero de 2012

La oración de los fieles

CELEBRANTE

Padre, en este camino que empezamos el pasado Miércoles de Ceniza, es la humildad la principal virtud que hemos de adquirir. Así pues nuestra súplica hoy es:

SEÑOR, HAZNOS MÁS HUMILDES.

1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para que siempre se dejen guiar por la humildad y sirvan de ejemplo a todos los que formamos la Iglesia.

OREMOS

MONITOR

2. – Por los dirigentes de las naciones para que no olviden que su principal misión es servir a su pueblo.

OREMOS

3. – Por los que sufren por culpa de la enfermedad, el hambre o tienen necesidades económicas, para que desde la humildad sean satisfechas todas sus necesidades.

OREMOS

4. – Por las familias para que siguiendo el ejemplo de Cristo vivan desde la humildad y el servicio en la caridad su presencia en el hogar.

OREMOS

5. – Por la solución de los conflictos de violencias de todo tipo, para que desde el diálogo sincero y humildad verdadera lleguen a encontrar la paz tan ansiada por todos.

OREMOS

6. – Por los niños no nacidos, por sus padres y demás familia para que sea acogido como don de Dios, por encima de cualquier otro problema o deseo.

OREMOS

7.- Por las intenciones recibidas en la Obra Por Cristo….Mas, Mas, Mas, para que el Senor las atienda conforme a su santa voluntad.

OREMOS

8 – Por todos los que en otros años anduvieron este camino cuaresmal entre nosotros y hoy ya no están aquí, para que sean acogidos en la casa del Padre y disfruten de la Gloria Eterna.

OREMOS

CELEBRANTE

Señor, acompaña y alienta nuestra caminar durante esta Cuaresma para que su término podamos resucitar a la Vida nueva que nos aguarda, por Jesucristo nuestro Señor.

Amen.

Posted in: Liturgia