Moniciones y Oración de los Fieles. IV Domingo de Cuaresma. Ciclo B. 
18 de marzo de 2012

Posted on 15 marzo, 2012

0


Moniciones y Oración de los Fieles. IV Domingo de Cuaresma. Ciclo B.  
18 de marzo de 2012

MONICIÓN DE ENTRADA

Sean todos bienvenidos a la Eucaristía del Cuarto Domingo de Cuaresma. Se llama a este domingo de la alegría, por la primera palabra “Laetare” (alegraos) de la antífona de entrada… Ese breve texto de Isaías permanece desde hace siglos. Y vamos avanzando hacia la Semana Santa y hacia la Pascua, el final de nuestro recorrido cuaresmal. Y viviremos, en la cercanía del Señor, los misterios sublimes de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesús. Ya todo queda muy cerca. Tras el próximo domingo, el Quinto de Cuaresma, una semana más y celebraremos el principio de la Semana Santa con el Domingo de Ramos. Aprovechemos el tiempo de Cuaresma que nos queda para completar nuestra conversión a Dios y nuestra mejor entrega a los hermanos, sobre todo a los más necesitados. Así llevaremos a la Vigilia Pascual el alma limpia y el espíritu propicio a la santidad. Y, no lo olvidemos, tenemos una cita para mañana, que nos volveremos a ver aquí en la iglesia. Este lunes es la Solemnidad de José, el esposo de María, gran fiesta en medio de la Cuaresma que nos disponemos a celebrar con gran alegría. Nos ponemos de pie, para recibir al Celebrante y sus acompañantes, cantando.

MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- Nuestra primera lectura procede del capitulo 36 del Libro de las Crónicas. Y lo más importante de este texto del Antiguo Testamento es que nos ayuda a darnos cuenta –aquí y ahora- que siempre Dios elegirá a quien Él quiera para llevar a cabo cualquier misión. Traicionado por los dirigentes del pueblo judío, del pueblo elegido, el Señor va a ungir a un rey extranjero para que purifique al pueblo de Israel. Nadie tiene la exclusiva del favor de Dios. Tengámoslo en cuenta. Escuchemos

2.- San Pablo en la Carta de los Efesios habla de renacer a partir del sacrificio de Cristo. Nuestra segunda lectura de hoy plantea un tema capital para la vida de los cristianos y que no es otra cosa que ese “renacimiento” por la vida por el efecto de la gracia de Jesucristo. Todos hemos de renacer. El agua del bautismo tiene que llegar a nuestras mentes e iniciar la nueva vida que Jesús nos pide a todos. Escuchemos con atención.

3.- El Evangelio de San Juan nos acerca hoy especialmente a la escena del Gólgota. Jesús dice a Nicodemo que cuando el Hijo del Hombre sea elevado todos pondrán su vida en Él. Utiliza el símil de la serpiente de bronce que Moisés elevó para librar al pueblo judío del veneno. La Semana Santa se acerca y el Misterio de la Cruz se abre ya cerca de nosotros. Nos ponemos de pie, para escuchar la proclamación del Santo Evangelio.

La oración de los fieles

IV Domingo de Cuaresma 
18 de marzo de 2012

Celebrante

Al irnos acercando a Ti que eres Luz y Verdad, descubrimos nuestras miserias y oscuridades. Te pedimos Señor, perdón por nuestras faltas y te pedimos que nos ayudes a proseguir en este camino de conversión, Repetimos:

SEÑOR, PERDONA A TU PUEBLO.

1. – Te pedimos, Padre, por la Iglesia para que perdones todas sus faltas y el Espíritu Santo renueve a todos los que la integramos, y crezcamos así en unidad y amor hacia Ti y nuestros hermanos.

OREMOS AL SEÑOR

Monitor.

2. –Te pedimos, Padre, por todas las naciones del mundo, para que cesen las ansias de poder que solo llevan a la destrucción y venga un tiempo de paz, armonía y prosperidad.

OREMOS AL SEÑOR

3. – Te pedimos, Padre, por los que no te conocen o aquellos que ya no se acuerdan de Ti, para que descubran la luz de tu Palabra y se vuelvan hacia Ti.

OREMOS AL SEÑOR

4. – Te pedimos, Padre, por los enfermos de alma y cuerpo para que sus sufrimientos sean aliviados y sus cuerpos fortalecidos para continuar su trabajo en el Reino de Dios.

OREMOS AL SEÑOR

5.- Te pedimos, Padre, por los cristianos para que en este tiempo de Cuaresma, olvidemos lo que nos separa y avancemos, guiados por el Espíritu Santo, en aquello que nos une.

OREMOS AL SEÑOR

6.- Te pedimos, Padre, por las intenciones recibidas en la Obra Por Cristo…Mas, Mas, Mas, para que las atienda conforme a tu santa voluntad y estas actúen como un fermento de conversión en aquellos que las han solicitado.

OREMOS AL SEÑOR

7.- Te pedimos, Padre, por todos los que estamos inmersos en este tiempo de purificación para que seamos fieles a tu voluntad y no nos separemos nunca de Ti.

OREMOS AL SEÑOR

Celebrante.

Padre, en este tiempo de conversión alienta a tus fieles para que crezcan en amor y fidelidad a Ti. Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén

 

Posted in: Liturgia