Moniciones: III Domingo de Pascua
22 de abril de 2012

Posted on 21 abril, 2012

0


Moniciones: III Domingo de Pascua
22 de abril de 2012

MONICIÓN DE ENTRADA

Sepan que los recibimos con mucha alegría. ¡El Señor ha resucitado! Y también les ofrecemos nuestros mejores deseos de paz y de amor al iniciar la liturgia de este Tercer Domingo de Pascua Sentimos en nosotros la alegría inmensa que nos da la Resurrección de Jesús. Y es que Jesús Resucitado puede llenar nuestras vidas de esperanza, paz y alegría. El evangelio nos va a narrar como los discípulos tienen miedo. Y mucho. Pero también muchos de nosotros –más de 20 siglos después—tenemos miedo, nos angustia el futuro, en estos tiempos malos de profunda crisis económica. Jesús nos responde a ese miedo preguntando: “¿Por qué surgen dudas en vuestro interior?”, como dijo, entonces, a sus discípulos. Y nos hace esa pregunta, a nosotros mismos…aquí y ahora. Nos pide, también, que le palpemos, que sintamos su presencia cercana, qué no tengamos temor alguno. Hemos de ser capaces de seguir el consejo del Señor Jesús y no dejarnos vencer por el miedo y la falta de confianza en el futuro, que, sin duda, se desvanecen al tener a Jesús cerca. Iniciemos, pues, la Eucaristía con toda la alegría y gozo de sabernos salvados por el Resucitado. Con la alegría de un canto, recibimos al Celebrante y sus acompañantes.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- Continuamos reflejando los relatos de los Hechos de los Apóstoles, que nos narran los primeros momentos de la Iglesia, tras la Resurrección de Jesucristo. Pedro habla a la multitud de Jerusalén, sin rodeos, presentando la culpabilidad del pueblo y de las autoridades en la muerte de Jesús. Pero les invita, también, al arrepentimiento. Pedro expone con valentía como se ha llevado a cabo el principio de la Redención. Escuchemos.

2.- El Apóstol Juan en su primera Carta –que es nuestra segunda lectura de hoy—nos presenta a Jesús como víctima propiciatoria por todos los pecados, por los nuestros, por los de aquellos hermanos del tiempo de Jesús y por los que tienen que venir todavía. El sacrificio de Jesús en la Cruz es la Redención total para todos los hombres y mujeres de todos los tiempos. Escuchemos.

3.- El fragmento del capítulo del Evangelio de San Lucas que ahora se va a proclamar es un compendio de las apariciones de Jesús en esos días posteriores a la Resurrección. Alude a la experiencia de los discípulos de Emaús y también a las presencias de Jesús Glorificado ante los apóstoles reunidos en el cenáculo. Les explica la futura misión predicar la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos de la tierra.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- Continuamos reflejando los relatos de los Hechos de los Apóstoles, que nos narran los primeros momentos de la Iglesia, tras la Resurrección de Jesucristo. Pedro habla a la multitud de Jerusalén, sin rodeos, presentando la culpabilidad del pueblo y de las autoridades en la muerte de Jesús. Pero les invita, también, al arrepentimiento. Pedro expone con valentía como se ha llevado a cabo el principio de la Redención.

2.- El Apóstol Juan en su primera Carta –que es nuestra segunda lectura de hoy—nos presenta a Jesús como víctima propiciatoria por todos los pecados, por los nuestros, por los de aquellos hermanos del tiempo de Jesús y por los que tienen que venir todavía. El sacrificio de Jesús en la Cruz es la Redención total para todos los hombres y mujeres de todos los tiempos.

3.- El fragmento del capítulo del Evangelio de San Lucas que ahora se va a proclamar es un compendio de las apariciones de Jesús en esos días posteriores a la Resurrección. Alude a la experiencia de los discípulos de Emaús y también a las presencias de Jesús Glorificado ante los apóstoles reunidos en el cenáculo. Les explica la futura misión predicar la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos de la tierra.

La oración de los fieles

III Domingo de Pascua
22 de abril de 2012

 

CELEBRANTE

En esta prolongada mañana de resurrección, nuestros ojos han de acostumbrarse a la nueva luz que nace del sepulcro vacío. Necesitamos, Padre, que limpies nuestros ojos del alma para que podamos reconocer a tu Hijo como aquellos apóstoles. Hoy repetimos:

SEÑOR, MUÉSTRANOS TU LUZ

MONITOR

1.- Por el Papa, los obispos y sacerdotes para que proclamen a los cuatro vientos la gran noticia del Evangelio.

OREMOS AL SEÑOR

2.- Por los gobernantes para que el Señor les asista en sus decisiones y así contribuyan al desarrollo de sus pueblos.

OREMOS AL SEÑOR

3.- Por aquellos que no andan a oscuras para que la luz pascual ilumine sus corazones y descubran el gozo de la mañana en que la Resurrección cambió el curso de nuestra historia.

OREMOS AL SEÑOR

4.- Por todos los niños y jóvenes que recibirán el Bautismo, la Confirmación o la Eucaristía por primera vez para que estos sacramentos les hagan crecer en amistad con Cristo Salvador.

OREMOS AL SEÑOR

5.- Por los enfermos y necesitados para que encuentren pronto la salud y vean satisfechas todas sus necesidades.

OREMOS AL SEÑOR

6.- Por las intenciones recibidas en la Obra Por Cristo…Mas, Mas, Mas,  para que por medio de nuestras oraciones, estos hermanos sientan cada vez mas, la presencia del Señor resucitado en sus vidas.

OREMOS AL SEÑOR

7.- Por todos los que nos hemos reunido en torno al altar, para que perseveremos en el camino de la Luz y nos mantengamos firmes junto a Dios.

OREMOS AL SEÑOR

CELEBRANTE

Padre estas son las necesidades de tu pueblo, atiéndelas, no por nuestros méritos, sino por la intercesión de tu Hijo que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Amen

Fuente: www.betania.es

 

 

 

Posted in: Liturgia