Moniciones y Oración de los Fieles: V Domingo de Pascua
6 de mayo de 2012

Posted on 3 mayo, 2012

0


Moniciones y Oración de los Fieles:  V Domingo de Pascua
6 de mayo de 2012

MONICIÓN DE ENTRADA

Sean todos bienvenidos a la Eucaristía. Les saludamos con alegría. La Pascua así nos lo pide. Seguimos recorriendo esta Pascua de 2012 camino hacia Pentecostés. La Palabra de Dios que vamos a escuchar hoy viene a cuestionarnos si nuestra vida está entroncada en Dios, o solamente usamos discursos importantes para justificar la ausencia del Señor en ella. La cuestión no puede estar más clara: se trata de dar frutos y permanecer en Él. Jesús añade que Él es la Vida, nosotros los sarmientos, y el Padre el viñador. Y es que no podremos celebrar la alegría de la Pascua si no nos sentimos unidos a Jesús y compañeros totales suyos en la tarea de la Redención. Tengamos en cuenta, además, que muchos hermanos nuestros esperan, en estos tiempos tan malos, nuestras obras, las ayudas que impulsan el amor y la fe en Dios. Y eso es dar fruto, como los buenos racimos de una vid divina que quiere ser solidaria con todos. Esto nos concierne a todos. Hay que reflexionar cómo son nuestros frutos y cómo es nuestra permanencia personal cerca de Dios. Con la alegría de un canto, nos ponemos de pie para recibir al Celebrante, cantando.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1.- Seguimos utilizando el Libro de los Hechos de los Apóstoles como contenido para nuestra primera lectura. Pero hoy impacta por su realidad. Nos dice cómo en una Iglesia que goza de paz, que progresa, que se construye animada por el Espíritu, existen también en ella sospechas, recelos desconfianzas. Ha llegado un discípulo –Pablo de Tarso– que no era de los suyos y les da miedo acogerlo. Necesitan la confirmación de Bernabé para aceptarlo en el grupo. Pasa ahora con los “nuevos”, ¿verdad?  Escuchemos.

2.- San Juan en la segunda lectura, procedente de la primera carta del Apóstol, nos recuerda que el amor no quiere palabras, sino obras. Que la caridad, el amor, no se realiza con la boca sino con las manos. Que una oración por muy hermosa que sea, pierde su validez, si en el corazón existen rencores, envidias, recelos, maldad. Escuchemos.

3.- La solución a todos nuestros problemas la encontramos en el Evangelio de Juan. Hemos de estar injertados a la vid, a Cristo. Sólo así podremos dar frutos. Sólo así nuestros frutos serán: el amor, el servicio y la verdad. Nuestra misión consiste en hacerlos fecundar y ponerlos al servicio de los hermanos. Nos ponemos de pie para escuchar la proclamación del Santo Evangelio.

La oración de los fieles  

V Domingo de Pascua
6 de mayo de 2012

CELEBRANTE

Hoy pedimos al Padre que nos haga ser cada día más fieles a Cristo, el Hijo que se entregó por nosotros, que permanezcamos siempre unidos a Él. Así repetimos:

QUE PERMANEZCAMOS UNIDOS A CRISTO.

MONITOR

1. – Por el Papa, los obispos sacerdotes y laicos para que permanezcamos unidos a Cristo cabeza de la Iglesia.

OREMOS AL SENOR

2. – Por todos los dirigentes de las naciones para que velen por los intereses de los más necesitados sin ceder a las presiones de los poderosos.

OREMOS AL SENOR

3. – Por aquellos que fueron bautizados pero que hoy andan alejados o han dejado enfriar la fe, para que encuentren en Cristo la luz para retornar a la Iglesia, madre que los engendró en el bautismo.

OREMOS AL SENOR

4.- Por los que sufren para que en los malos momentos permanezcan fieles a Cristo y se vean recompensados por frutos generosos.

OREMOS AL SENOR

5. – Por las familias cristianas para que luchen por la unidad teniendo a Cristo como guía y compañero en su caminar.

OREMOS AL SENOR

6.- Por las intenciones recibidas en la Obra Por Cristo…Mas, Mas, Mas, para que el Señor las atienda conforme a su santa voluntad.

OREMOS AL SENOR

7. – Por todos nosotros que nos hemos reunido en torno a la mesa eucarística para que unidos a Cristo, demos fruto y nuestro fruto dure.

OREMOS

CELEBRANTE

Padre atiende las necesidades de tu pueblo y haz que siempre permanezca fiel al Evangelio que proclama.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén

Fuente: Adaptado de www.betania.es

 

Posted in: Liturgia